Encontrar pareja no es tan difícil si es algo que realmente deseas. Antes de ponerte a buscar, reflexiona: ¿para qué quieres pareja? ¿Lo haces porque crees que te va a proporcionar la felicidad? Entonces, tal vez eres un cántaro vacío.

¿No sabes lo que es? Un cántaro vacío es una persona que busca que su pareja llene sus vacíos y sus expectativas. Si eres así, tienes una estructura rígida —como el barro seco de un cántaro— y quieres que el otro o la otra se amolde a ti. Y si en tus paredes de barro hay alguna grieta, esperas que tu pareja la repare. Olvídalo, nadie, nunca, estará a tu altura. La felicidad no es algo que llegue desde fuera. La felicidad proviene de una actitud ante la vida que solo tú mismo o tú misma te puedes proporcionar.

Si crees en la pareja y buscas desesperadamente al hombre o a la mujer de tu vida, pero nada, no hay tutía, relax, porque te traigo una buena noticia. Te voy a dar cuatro consejos para que encuentres tu pareja ideal.

  1. Deja atrás las ideas negativas sobre el amor.

¿Eres una de esas mujeres que piensa que todos los hombres son iguales? ¿Qué sólo quieren una cosa? ¿Qué ninguno es fiel?  ¿Eres de esas que dicen que «mejor sola que mal acompañada»? ¿Que en realidad una pareja tiene fecha de caducidad?

¿O eres uno de esos hombres que piensan que las mujeres solo quieren anularte y dominarte? ¿Que van a sacarte los cuartos y te dejarán en cuanto te falten? ¿Eres de esos que prefieren tener solo relaciones de una noche porque así no te defraudarán?

Son meras excusas. Son barreras que obstaculizan tu búsqueda. Cambia de actitud. Ponte en positivo, piensa que, si otros encuentran pareja y les va bien, tú también puedes. Ese simple cambio de chip te lo pondrá mucho más fácil. Créeme.

  1. Busca personas que quieran una relación estable.

Parece una perogrullada, pero no lo es tanto. Busca alguien que quiera lo mismo que tú. Si lo que quieres es una relación, deja de perder el tiempo con ese hombre o esa mujer que huye del compromiso, o que ya tiene otra pareja a la que no tiene pinta de querer dejar.

Huye del sufrimiento. Hay más gente disponible de lo que piensas. Elige lo fácil. Para lo difícil, ya habrá tiempo.

  1. Haz una búsqueda activa.

No estás en una película. Puede que te tropieces en una esquina con alguien que te ayude a recoger las naranjas y de ahí surja un amor eterno. Tal vez. Pero no es lo normal.

Si de verdad quieres una pareja, trabaja para ello. No te quedes esperando.

Frecuenta lugares donde acudan solteros y solteras, apúntate a viajes, a clubs, a gimnasios, a fiestas.

Internet es hoy en día una opción tan buena como cualquier otra, y es un lugar donde la gente, por regla general, no pierde el tiempo.

  1. Flexibiliza tus requisitos.

Puede que seas un enamorado del amor, una de esas personas que están eternamente buscando su media naranja. En verdad los enamorados del amor están más subyugados por la idea del amor que por conseguir una persona real que le complemente.

Pero el amor ideal no existe. Si en tu cabeza tu pareja tiene cinco características imprescindibles, ¿vas a dejar pasar a alguien porque solo cumple con cuatro? ¿O incluso con tres?

Tras darte estos consejos, quiero, de todas formas, insistir en algo: no existen fórmulas mágicas para encontrar pareja, no existe el elixir del amor. Pero hay otra buena noticia: tu actitud es muy importante para que esa persona que ahora está sentada frente a ti llene tus días de felicidad. No dejes que se escape.

En el vídeo te cuento todo esto y algunas cosas más. Míralo para que no lo olvides y pronto puedas decirme que por fin has encontrado pareja.

Leave A Comment