Sobre mí

Psicoterapeuta en Sevilla – Psicóloga

psicoterapeuta en Sevilla

Marga Claudio licenciada en psicología

especialista en psicoterapia por la EFPA (Federación Europea de Asociaciones de psicólogos)

Soy Margarita Claudio, psicoterapeuta en sevilla,  psicóloga desde el año 1994, mi objetivo es ayudar a las personas a conseguir un mayor bienestar en su vida.   Desde hace 20 años trabajo como psicoterapeuta en Sevilla para adultos, adolescentes y parejas.

Contactar

Me encaminé a ejercer como psicoterapeuta de forma privada, presté mis servicios para distintas compañías privadas: Asisa, Hospisur, etc., formando parte del equipo multidisciplinar del Centro Médico Hiniesta. Después de diez fructíferos años en este centro donde realizaba terapia individual para adultos, niños/as y de pareja pasé a formar parte del equipo de psicólogos del  Ayuntamiento de Sevilla con el objetivo de proporcionar apoyo psicológico a Mujeres Víctimas de Violencia.

Durante estos años tomé contacto con varios profesionales de la terapia humanista y decidí especializarme en ella por lo que realicé la formación en terapia Gestalt además del primer curso del programa SAT de Claudio Naranjo.

He colaborado en distintos medios de comunicación como la cadena ser y Localia TV, donde informaba y respondía a las preguntas de los contertulios y espectadores sobre temas relacionados con mi especialidad.

Por otro lado, y debido a mi pasión por el deporte me formé en psicología del deporte para posteriormente llevar a cabo  el entrenamiento psicológico de deportistas profesionales que tenían dificultades en su rendimiento durante los partidos de  competición.

Actualmente continuo con mi formación  a través de distintos cursos, talleres etc.. esto es algo que no acabará nunca porque me ayuda a entenderme a mí misma y a los demás. También estoy  implicada en procesos de supervisión dentro de mi quehacer profesional ya que es algo que considero imprescindible dentro de  mi labor profesional.

Mi objetivo principal es ofrecer un servicio de calidad donde quien acude a la consulta pueda expresarse con absoluta libertad, sintiéndose entendido, sin ser juzgado, dentro de un ambiente acogedor y tranquilo, sin perder el rigor profesional y la más absoluta confidencialidad.