Alteración en nuestra imagen: dismorfia corporal

Filtros de Instagram, excesivos retoques en edición o querer parecernos excesivamente a nuestra versión mejorada de las redes sociales. Muchas veces nos ha pasado: te miras al espejo y ves algo que no quieres ver. Proyectamos uno o varios defectos muchas veces irreales, pero tan grandes que nos obsesionaos con la idea de taparlos, eliminarlos o arreglarlos… Hasta que este se convierte en el único pensamiento que obtienes cuando te miras al espejo.

Aunque hayamos normalizado este comportamiento e incluso se hable de ello con naturalidad, lo cierto es que nos encontramos frente a un trastorno de dismorfia corporal, que consiste en la alteración de la percepción de nuestro cuerpo. Como podemos imaginar, la dismorfia corporal es un tipo de trastorno obsesivo que genera mucho sufrimiento a quien lo padece, pues también afecta a cómo esta persona se relaciona con el resto del mundo; esta conducta nociva en la relación con el cuerpo puede limitar nuestras oportunidades de desarrollo social.

Es cierto que la mayoría de nosotros hemos podido llegar a sufrir de una excesiva preocupación por nuestra imagen personal, pero para poder llegar a diagnosticar un trastorno de dismorfia corporal es muy importante prestar atención a los siguientes síntomas y comportamientos:

  1. Pensamientos obsesivos sobre los defectos que percibimos sobre nosotros.
  2. Preocupación por posibles burlas, críticas, miradas o rechazo de otras personas.
  3. Comparación frecuente con el físico de otras personas.
  4. Comportamientos obsesivos como mirarse al espejo, comprobar constantemente nuestro estado físico, rituales de belleza compulsivos, etc.
  5. Evitación de situaciones sociales o aislamientos para evitar ser visto.
  6. Baja autoestima e inseguridad física.
  7. Existencia de ideación suicida o autolesión.

También debemos tener en cuenta que lo que nos ocurre puede tener relación con otras experiencias vitales. En el caso de la dismorfia corporal, algunas causas estrechamente vinculadas son: las experiencias vitales (bullying, maltrato o acoso), la crianza sobre una excesiva importancia a la imagen corporal, antecedentes familiares, rasgos de personalidad (perfeccionismo) o el contexto social que promueve una idea rígida y estereotipada acerca de cómo ha de verse nuestro cuerpo.

La dismorfia corporal genera mucho sufrimiento tanto a nivel emocional como físico. La buena noticia es que es una conducta sobre la que se puede trabajar para que tu vida no esté condicionada por esta preocupación constante sobre tu físico.

En el tratamiento de la dismorfia, el primer paso es realizar una evaluación profunda y adecuada para poder conocer bien qué es lo que ocurre, las circunstancias personales del paciente y las experiencias vitales que hayan podido causar esta conducta.

Ten en cuenta que la recuperación y el tratamiento de este tipo de conductas es un proceso largo que requiere mucho compromiso personal y fuerza de voluntad. Dar el primer paso es el inicio para darte la oportunidad de disfrutar de la relación con tu cuerpo y que este no vuelva a ser un impedimento en la realización plena de los deseos personales.

Puedes dejar un comentario aqui

Identidad: MARGARITA CLAUDIO FERNÁNDEZ (PSICOASISTENCIA) –NIF: 28.893.729W Dirección postal: C/ GONZALO BILBAO, 23 PLANTA 3 MÓDULO 1 – C.P. 41003 Sevilla, Teléfono:617431215/954417431, Correo electrónico: info@psicoasistencia.com, Delegado de protección de datos: info@psicoasistencia.com “En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de controlar el spam en nuestros formularios de comentarios. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Creadores Web Sevilla estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a ellos, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos”

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.