Conectar fuera de las redes

En la vorágine tecnológica en la que vivimos, no es para nosotros un secreto que cada vez pasamos más tiempo conectados a través de las redes.

El término que se ha acuñado para este fenómeno de la sociedad moderna es “hiperconectividad”, que hace referencia a la excesiva cantidad de tiempo que los adultos e incluso niños pasan conectados a las redes.

Esta necesidad conectiva, en parte impuesta por las formas de aprendizaje y de trabajo y por otra parte buscada por nuestra necesidad de conocer lo que pasa en el resto del mundo, ha traído consigo diversos problemas en nuestra capacidad de relacionarnos con otros y con nosotros mismos.

Algunos de los problemas más significativos son el aumento de la ansiedad o de FOMO (fear of missing out), o dicho de otra forma, el miedo de perdernos algo importante en el momento en que desconectamos de las redes. También se ha producido una significante pérdida de nuestra capacidad creativa, pues suponemos que ya no existen ideas propias, sino interpretaciones de lo que las redes nos ensenan.

Una cualidad humana profundamente afectada ha sido la capacidad de análisis crítico, se estudia que cada vez somos más susceptibles de aceptar información errónea por falta de ganas de comprobar su veracidad o por un exceso de confianza en el medio que nos provee la información. Otra característica de la hiperconectividad es que fomenta el aislamiento, dejamos de relacionarnos con nuestro entorno cercano y aumenta malos hábitos físicos que desencadenan en problemas de salud.

Todos estos problemas parecen controlables a corto plazo, pero cuando la hiperconectividad es un hábito es muy probable que aumentemos los riesgos de llegar a sufrir depresión, irritabilidad o ansiedad. Por estas razones los expertos aconsejan una “desconexión digital”, que valora establecer una relación sana con el tiempo que dedicamos a la tecnología, para que esta no afecte a nuestra salud física ni mental.

El primer paso es hacer un reconocimiento de nuestros hábitos y comprometernos de manera firme a retomar el control de nuestro tiempo. Busca nuevos o viejos hobbies que quieras aprender e invita a algún ser querido a compartirlo contigo; recuerda que no se trata de vivir desconectados, sino de encontrar el equilibrio saludable que nos permita sentir que realmente tenemos el control sobre la dirección de nuestra vida.

Puedes dejar un comentario aqui

Identidad: MARGARITA CLAUDIO FERNÁNDEZ (PSICOASISTENCIA) –NIF: 28.893.729W Dirección postal: C/ GONZALO BILBAO, 23 PLANTA 3 MÓDULO 1 – C.P. 41003 Sevilla, Teléfono:617431215/954417431, Correo electrónico: info@psicoasistencia.com, Delegado de protección de datos: info@psicoasistencia.com “En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de controlar el spam en nuestros formularios de comentarios. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Creadores Web Sevilla estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a ellos, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos”

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.