La presión social es una sensación que todos experimentamos en algún momento de nuestras vidas. Puede ser algo tan simple como tratar de encajar en un nuevo grupo de amigos o seguir las últimas tendencias. A veces, la presión social puede ser más intensa, como cuando se siente que se debe tomar una determinada decisión porque es lo que todos están haciendo.

La presión social tiene su origen en una serie de causas que producen la necesidad de ser guiados por otra serie de personas, así como de ser aceptados socialmente por ellos. Las principales causas de este fenómeno son las siguientes:

  • Inseguridad personal.
  • Baja autoestima.
  • Deficiencias de aspecto físico.
  • Sensación de inferioridad.
  • Falta de personalidad y motivación.
  • Necesidad de reconocimiento.
  • Dificultad para relacionarse.
  • Sensación de rechazo social.
  • Falta de afecto

El período de la vida en el que más presión social se recibe es la adolescencia. El querer gustar a los demás para encajar con ellos es un deseo muy intenso para la gran mayoría de personas. Por ello, es muy frecuente ver como los amigos y los compañeros de clase ejercen una gran presión durante estas edades.

La presión social puede ser beneficiosa, ya que nos motiva a salir de nuestra zona de confort y probar cosas nuevas. Sin embargo, también puede ser perjudicial, ya que puede llevarnos a tomar decisiones que no estamos seguros de si son las correctas para nosotros.

A pesar de las consecuencias positivas, suelen ser los efectos negativos los que interceden más sobre el bienestar del individuo. Entre ellos podemos subrayar los sentimientos de tristeza, ansiedad, culpabilidad o decepción en la persona que cede.

Dependiendo del contexto en el que surja la presión social hay diferentes formas de prevenir y combatirla. En caso de que ocurra en el trabajo, la empresa debe promover el diálogo, las relaciones sanas y un buen entorno de trabajo, así como fomentar el trabajo en equipo. Por parte de la persona que se encuentra presionada, es importante aprender a decir no, evitar pensamientos negativos y pesimismo, intentar ser más proactivo y superar temores e inseguridades.

Puedes dejar un comentario aqui

Identidad: MARGARITA CLAUDIO FERNÁNDEZ (PSICOASISTENCIA) –NIF: 28.893.729W Dirección postal: C/ GONZALO BILBAO, 23 PLANTA 3 MÓDULO 1 – C.P. 41003 Sevilla, Teléfono:617431215/954417431, Correo electrónico: info@psicoasistencia.com, Delegado de protección de datos: info@psicoasistencia.com “En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de controlar el spam en nuestros formularios de comentarios. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Creadores Web Sevilla estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a ellos, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos”

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.